La última enfermera de la División Azul

Fallece a los 92 años en su casa de Madrid, María Cristina Orive de Alonso. Se alistó como voluntaria en 1941 para servir de enfermera en la División Azul, creada por Franco para ayudar a los soldados alemanes y devolverle el favor a Hitler por la gran ayuda en la guerra civil. Reclutas y voluntarios partieron para Alemania donde después de unos meses de entrenamiento los mandaron a Rusia. En condiciones inhumanas, se pelearon en Leningrado donde sufrieron graves pérdidas. 47.000 españoles sirvieron en Rusia, unos 8.000 fallecieron y más de 10.600 fueron heridos y de los 572 hechos prisioneros, solo algunos pudieron sobrevivir a lo largo de su cautiverio lleno de privaciones y trabajos forzados. La mayor parte  de los prisioneros españoles tuvieron que soportar 12 años más hasta volver, repatriados por la cruz roja, desembarcando en el puerto de Barcelona.

Cuando a María Cristina le preguntaban que por qué había ido, decía “tenía que ir a Rusia porque tenía que acompañar a mis compañeros de pupitre que habían dejado las aulas, para combatir el comunismo”.

Merci Stéphanie!
París vs New York

Deja un comentario